Los enlaces externos son óptimos para el rankeamiento de cualquier página y probablemente ya lo sabe. Quién trabaja con SEO y no quiere recibir enlaces, ¿no es así? Pero es importante resaltar que los links son buenos siempre que sean de calidad y tengan relevancia.

Así pues, no todo link es de color de rosa, existen dominios de poca confianza y por eso es necesario tomar algunas acciones para evitar que su trabajo sea perjudicado.

Por eso, en este artículo, le enseñaremos cómo rechazar este tipo de backlinks. ¡Toma nota!

Pero ¿por qué quitar backlinks?

Porque, junto con ellos, también remueve la «relevancia negativa» que transmiten a su dominio, haciendo que su estrategia de SEO esté segura y no se vea afectada negativamente.

La importancia de los backlinks

El hecho de que Kotler publicara libros con la temática del marketing y otros autores citen sus obras como referencia hace que sea tratado como referencia en la materia.

¿Consiguió entender la relación aquí?

Lo mismo funciona para los sitios cuando se trata de backlinks, por eso, es ideal que obtenga el máximo de links de calidad.

Esto sucede porque estos vínculos de calidad serán un factor más para que su página tenga un óptimo rendimiento en la SERP de cualquier buscador.

Cómo links de baja relevancia afectan a su SEO

No sólo de links de calidad vive el profesional de marketing.

El hecho es que no elige quién apunta un enlace hacia su sitio: la gente simplemente puede poner un enlace a su sitio cuando lo considere necesario.

En algunos de estos casos se puede tratar incluso de SEO negativo, que es cuando alguien apunta links sospechosos y de baja calidad intencionadamente para que su sitio se vea afectado por ella e incluso penalizado.

Es importante saber que hay diferentes tipos de backlinks:

Link juice: también llamado link equity, que significa la autoridad transmitida desde una página a otra a través de un enlace en el contenido.

Nofollow links: no transmiten autoridad a la página de destino.

Dofollow links: transmiten autoridad a la página de destino.

Low quality links: tóxicos o dudosos, considerados de mala calidad.

Internal links: links internos colocados dentro de una página que conducen a una página en el mismo dominio.

Google pasó a preocuparse especialmente de ellos con la actualización de Google Penguin, cuyo objetivo fue identificar y penalizar a los links de mala calidad y también aquellos que no son obtenidos de forma natural.

En otras palabras, las páginas son capaces de someterse a una pena de Google por enlaces que envían y reciben. Por lo tanto, un link de baja relevancia puede afectar su estrategia y hacer que su tráfico nunca vuelva a ser el mismo.

¡Pero calma, siempre hay una salida!

Las principales herramientas utilizadas para ello son:

  • SEMRush
  • Majestic SEO
  • Monitor Backlinks
  • Ahrefs

Usando Google Search Console

Además de ser una gran herramienta para el diagnóstico de su sitio, Google Search Console también se puede utilizar para el SEO.

Es por eso que vamos a abordarlo aquí: mostrar cómo se puede identificar este tipo de enlace. Siga el paso a paso:

En el menú de GSC, vaya a la parte del tráfico de búsqueda e ir a la sesión de enlaces a su sitio.

En ella puedes ver los dominios que apuntan y también la cantidad de enlaces.

¿El dominio que apunta hacia si sitio es familiar y conocido en el mercado? Si es así, es una buena señal! Pero, ¿si es un dominio del que nunca has oído hablar? Entonces vaya adelante y haga clic en él.

Es importante que acceda a algunas de ellas (o a cada una) y vea si el dominio no es extraño, indebido y también si hay algún motivo para estar enviando enlaces hacia su sitio.

Lo que debes hacer ahora es crear un archivo .txt y crear una lista con los dominios sospechados y que quieres evitar que transfieran su baja relevancia a tu sitio.

Quitando los backlinks no deseados

Espero que haya hecho la lista (que le dijimos en el apartado anterior) con los dominios que quiere quitar, porque se utilizará para subir y mostrar a GSC que no queremos recibir los links de la lista.

¡Vamos entonces a lo que nos interesa!

Ingresar a la Herramienta Google Disavow y subir la lista de enlaces a rechazar. Recuerda que debe ser un archivo en formato .txt ¿vale?

Hecho el upload y envío del archivo, se encontrará con una advertencia hablando sobre el día, la hora, el archivo enviado y la cantidad de URLs rechazadas.

Y listo, pronto los enlaces serán rechazados.

Similar Posts

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *